.

.

12 de abril de 2017

My Sketchbook 2017: Coraline.



Quién no ama a Coraline? 
Este dibujo si que me dio problemas. Problemas generados por mi... falta de paciencia? Muy probable.


Usé acrílicos, acuarelas y mi lapicera de gel de color blanco.
Para el pelo hice una pequeña mezcla de Azul de Cobalto con Plateado Iridiscente que quedó muy bonito. Quería que el pelo brillara y lo logré.


Para su ropa usé un tono de azul de la paleta de acuarelas que compré hace poco (la marca es "Panda", no es muy buena pero tiene tonos lindos). Las estrellas tienen un poco de blanco de la misma acuarela y un touch del acrílico plateado, a lo mismo que los detalles.
Su piel fue mas que sencilla, hice un intento de gouache con el acrílico color piel, simple a mas no poder. La boca fue un poco de naranja con rojo. También muy simple.
La hebilla del pelo (una libélula muy bonita) la hice de manera simplista con un poco de beige y plateado, con pequeños detalles en celeste y creo que rojo (creo).



Y acá empezaron los problemas.
Le hice un pequeño delineado a las cejas, nariz, boca, orejas, cara y cuello con un todo marrón de la paleta de acuarelas.
Hasta ahí, todo iba muy bien. Le di un color caramelo a los ojos y no se por qué, decidí delinearlos con la fibra 0.4 de Stabilo color negro. No sé que se me cruzó por la cabeza y lo hice. Y como se ve en la imagen... quedó horrible. Muy horrible.
Estaba a punto de romper en llanto y tirar todo por la ventada cuando recordé los ojos de botones. Es curioso porque al principio tuve la idea de hacerlo asi, pero preferí los ojos normales. Suerte para mi, tenía una solución. 
Tome el acrílico negro y realice dos botones. Hice los detalles con la lapicera de gel blanco y al ver que quedaba muy chillón, tome la acuarela negra y le di un toque, solo para opacar.
Eh voilà!

Publicar un comentario